angel guardian

 A.e  Lavanda, Azahar, Melisa

 

Angel Guardián está recomendado en niños y adultos. Ayuda a conciliar el sueño, calmar la preocupación excesiva, relaja y permite soltar tensiones, teniendo así un sueño tranquilo y reparador.

 

Los a.e de azahar y de melisa calman y tranquilizan el sistema nervioso central,  alivian la ansiedad y contribuye a inducir el sueño. El a.e Lavanda disminuye el miedo y el estrés cotidiano aliviando las cargas y los pensamientos negativos favoreciendo  el bienestar físico, mental, emocional y espiritual. En la fórmula, las esencias florales y de gemas crean una sinergia para lograr un sueño reparador.  La esencia floral de Saint Miguel es un gran protector que nos ayuda a dormir tranquilos, limpia todos nuestros cuerpos de los estados emocionales perjudiciales. La esencia de Amatista favorece el sueño ya que es una gran transmutador,  transforma, cambia y modifica la energía a diferentes niveles, suelen remover y transformar los pensamientos negativos y limitantes.

 

Rocíate Angel guardián  2 ó 3  veces  durante una hora antes de dormir (procure hacerlo con intenciones positivas, sintiendo calma y sosiego). Puedes rociarlo en la almohada ya que el agradable aroma de azahar, melisa y lavanda  te sumirá en un espacio de calma y relajación.

 

 Ingredientes

Alcohol de cereal

Aceites esenciales puros de  Melisa, Lavanda y Azahar.

 

Agua destilada  bioenergizada con :

Flores  Saint Germain y  Bach:   Saint Miguel, , allium,  carrapicao, White chesnut

Violet flame, mimulus, sueño amarillo de Pirque, aspen. 

Esencias de Gemas;   Amatista, cuarzo rosa, cianita azul, labradorita, crisopasa (sueño tranquilos)

 

 

 

ANGEL GUARDIAN

$9.600

  • disponible


Modo de Uso

 Rociar en forma de arco sobre la cabeza (aura) y/o manos, preferiblemente en  ambientes cerrados. Procure hacerlo con gracia e  intenciones positivas, para ello se puede guiar por  los decretos descritos en la etiqueta y repetirlos con la intención mientras se rocía la fragancia.

 

Si desea usarlo como modulador vibracional (terapéuticamente), rociarse de 2-4 veces al día mínimo, ya que a mayor frecuencia mayor resultado. Si lo utiliza como Perfume Ambiental rociar en los lugares deseados. 

 

 Los rocíos vienen a reforzar algunos actos rituales de sanación, de corrección de hábitos,  reforzamiento del carácter y personalidad, armonización emocional y de protección y limpieza energética.

  

Estos rocíos han sido creados con los principios de la aromaterapia y las esencias florales como ayuda para el  restablecimiento del equilibrio emocional. Sus fórmulas son “genéricas” y en ningún caso suplen una terapia personalizada.