¿QUE SON LOS ACEITES ESENCIALES?

  

Los aceites esenciales son sustancias que se encuentran en diferentes tejidos vegetales. Los alquimistas los llamaban "alma de las plantas", pues contienen numerosos compuestos químicos naturales, procedentes de la planta de la que se extraen, que podemos utilizar como remedio casero en numerosas situaciones. De hecho, la aromaterapia es una técnica muy antigua que utiliza los aceites esenciales con fines terapéuticos, tanto a nivel físico como emocional. Cada aceite esencial contiene las propiedades específicas de la planta de la que se obtiene, cuyos componentes químicos nos servirán para distintas finalidades. Por ejemplo, un aceites esencial puede ser sedante(jazmín) mientras que otro tiene la capacidad para estimular el sisntema nervioso (romero).

 

La aromaterapia es el uso terapéutico de aceites esenciales para tratar ciertos síntomas o patologías. Los principios activos que contienen los aceites esenciales, al entrar en el torrente sanguíneo a través de la piel o al olerlos, comienzan a trabajar muy rápidamente, de manera que casi siempre se produce un alivio inmediato de los síntomas para los que se utilizan. Las plantas se han usado desde hace mucho en perfumería como fuente de aceites esenciales y aromas. Estas sustancias son generalmente metabolitos secundarios de las plantas, segregadas como defensa ante herbívoros, patógenos, o para atraer polinizadores. Además se pueden producir en distintas partes de la planta y existiendo a su vez diferencias significativas entre las distintas partes donde se sintetizan; como es el caso de las semillas y las hojas de coriandro cuyas esencias son muy diferentes. Así como, las hojas, flores y frutos de la naranja amarga son las fuentes del petit grain, neroli y aceite esencial de naranja, respectivamente.

 

Uso de Plantas Aromáticas y Medicinales

 

Las partes de las plantas de las que provienen las sustancias que se emplean en la elaboración de perfumes son:

  • Corteza. Un ejemplo típico es el de la de la canela, sin olvidar la corteza de la raíz del sasafrás (Sassafras albidum) contiene safrol, que se emplea en la síntesis de compuestos aromáticos.
  • Flores. Son la mayor fuente de aromas. Incluye especies como el jazmín, la rosa, el olivo oloroso (Osmanthus fragans), la mimosa, nardo, y los capullos de azahar e ylang – ylang. Aunque no se los considera como flores, los capullos sin abrir del clavo también se emplean en la elaboración de perfumes. Las orquídeas no se emplean para la producción de aromas excepto la vainilla, que debe ser polinizada primero y formar vainas con semillas antes de emplearse en perfumería. 
  • Hojas y brotes. Destacan la lavanda, pachuli, salvia, violetas, romero, hojas de cítricos.
  •  Las frutas frescas como manzanas, fresas, cerezas, no dan el aroma esperado cuando se extraen, así que son sintetizados. Algunas excepciones son la Verbena Exótica (Litsea cubeba), la vainilla y la baya de enebro.  Los frutos más usados concentran el aroma en su corteza, por ejemplo, naranjas, limones, limas y pomelos.
  • Resinas. Han sido muy valoradas desde la antigüedad, por ejemplo el incienso. Muy aromáticas, tienen propiedades antisépticas y se han empleado por muchas culturas como medicinas y como condimentos en muchos alimentos. Algunas resinas empleadas en perfumería son el láudano, el incienso, mirra, bálsamo de Perú. Las resinas de pino y abeto son una fuente muy apreciada de terpenos, que se emplean en la síntesis orgánica de otras sustancias aromáticas sintéticas.
  • Raíces, rizomas y bulbos. Estas partes terrestres de la planta se emplean en perfumería como el vetiver o rizomas de la familia del jengibre.
  • Semillas. Por ejemplo la semilla de coriandro, cacao, nuez moscada, cardamomo y anís.
  • Maderas. Los aceites y destilados de maderas son esenciales en perfumería, proveen la base de perfumes, por ejemplo, el sándalo, abedul, jacarandá, cedro, enebro y pino.

Efectos psicoemocionales de los Aceites esenciales.